De todo un poco y de nada mucho


Este blog ha sido creado en honor a todos los pastiches del mundo.
Bienvenidos y no olviden dejar sus zapatos en la entrada.
Gracias.



7/1/08

CARTA DE DESPEDIDA


Durante muchos años fuimos inseparables. Yo pensaba en él todo el tiempo. Por lo general nos veíamos a la tarde, después del almuerzo o para el té. Algunas veces también de noche. Mi novio no sabía de este romance. A veces, ingenuo, cooperaba sin saberlo a aumentar mi relación con él.
Teníamos encuentros furtivos, solos él y yo, sin nadie más, no hubiera podido compartirlo nunca.
Me hizo conocer los sabores más dulces de la vida. También los semi-amargos, y los que tenían pasas.

Pero como todo amor pasional y fogoso, el nuestro terminó siendo un vicio. En un momento supe que lo mío hacía él había pasado a ser una obsesión. No podía dormir, no podía trabajar, todo lo que quería era encontrarme con él.

Así que hoy, que por ser lunes lo hace valedero, decidí empezar mi dieta. Adiós chocolate. Lo nuestro fue hermoso, pero debe terminar.
Quizás el invierno que viene vuelva a necesitarte para calmar mi frío. Tal vez te llame otra vez.
Pero ahora no puedo sucumbir más ante tus delicias. Tus numerosas calorías hacen inevitable esta ruptura. Espero que algún día me sepas perdonar.


10 comentarios:

briones dijo...

jajajaja uf!! yo si me fuy con la finta

wuacala de pasas!!


pues no te preocupes...yo comere mucho chocolate por ti jojo


saludos

p.d. suerte con la dieta, no se te vaya a mal pasar

!ngrata dijo...

jajajaja, yo pense que ya andabas de romanse y de malcornadora diria mi chico D lindo....Que chido post en serio, jajaja
yo jamas he tenido vicio de chocolate!!

Paradicloro Benceno dijo...

te acompaño en el sentimiento.

niño bomba dijo...

just let it go....

NandoXXI dijo...

mmm!! pobre de tiu pastiche, pobre, he llegado casi a las lagrimas con este post, solo pensar que alguien tenga que abanmdonarlo me da simplemente tristeza, oooh! :s
Te acompaño en el sentimiento y creo que me vyoy a comprar una de esas barras super grandes de "C" el intense, semi amargo, para poder dejar atras esta imposible tristeza que me embarga por vos y tu oscuro y delicioso amor perdido.

BESSSOsssss
CHAuX""

chica pastiche.- dijo...

Hola, mi nombre es chica pastiche y hace 5 días que no como chocolate.
"hooooola chica pastiche"

gracias gracias
vuestro apoyo es fundamental para mi.

El Tío dijo...

hola che, como va?, pa estoy volviendo de rocha y me pinto bajon. Así que sería bueno que tu chica pastiche, entraras a mi mediocre blog y leas algo.
Suerte con lo del chocolate, hoy me comi uno que trajo me tío de suiza no sabes como estaba no me da pa buscar ese papel de envoltorio pa decirte el nombre.
un abrazo, podrías en perzar por aqui: http://elmarcetendrasudia.blogspot.com/2007/12/perdonen-por-esto.html

mariopn9@gmail.com dijo...

el nombre del blog encara pila..saludos

alejandro dijo...

Qué dolor, pastiche, al leer esto. Cuando me dijiste que habías ampliado el espectro, que habías encarado una lucha contra tu adicción, no imaginé algo tan dramático.
Es duro lo que contás, y cómo. Entiendo la idea de luchar contra la obsesión, limitar el deseo irrefrenable, separar la pasión de la incontinencia. Entiendo que haya sido un lunes (las dietas sólo se empiezan los lunes). Lo entiendo todo, pero aun así duele.
Las despedidas son difíciles. La de Kundera, que leíste y citaste en el blog, con pastillas celestes para controlar la muerte (y la vida), es un claro ejemplo. Andar solo por esos caminos es duro.
Realmente me alegra el hecho de que hayas fracasado en tan demoníaca empresa: las consecuencias son buenas (ahora el espectro es más grande), aunque peligrosas... ¿y si te hicieras adicta a los ojitos?
Te estaré esperando con un Toblerone para cuando vuelvas...


(y me saco el sombrero y aplaudo ante uno de los comentarios más rotundos y ciertos que jamás se han dicho: "todo el mundo sabe que [el chocolate blanco] no es chocolate! es una porquería". Y agrego: el chocolate blanco aireado es una tortura)

chica pastiche.- dijo...

Te lo dije ... es una realidad cruda y triste.
Pero la vengo llevando bien. El problema es el invierno... no sé si voy a ser capaz de sobrepasar esa etapa de frío sin mi ración diaria de chocolate!