De todo un poco y de nada mucho


Este blog ha sido creado en honor a todos los pastiches del mundo.
Bienvenidos y no olviden dejar sus zapatos en la entrada.
Gracias.



5/4/09

- que pase el siguiente
adelante, tome asiento por favor

- gracias
- un café?
- no gracias
- bueno, digame, qué lo trae por acá?
- tengo algunos problemas doctor... en mi vida profesional
- bueno, empiece por contarme, cuál es su profesión?
- soy arquitecto, y hace un tiempo ya que me dedico a los clientes imaginarios
- aja... cómo es eso?
- bueno, verá, ser un arquitecto jóven e independiente es muy difícil en este país, así que cansado de que nadie contratara mis servicios, me inventé un par de clientes imaginarios.
- mmjjmm... y funcionó?
- si, claro... fueron buenos clientes
- qué hizo para ellos? algo que yo conozca?
- no creo... es que del mismo modo en que ellos son imaginarios, las obras también lo fueron.
- entiendo... y sigue trabajando para ellos?
- bueno, por suerte quedaron tan satisfechos que comenzaron a recomendarme. Pronto me vi rodeado de más y más clientes imaginarios. Pero esta vez no los imaginaba yo, sino que fueron imaginados por los primeros clientes imaginarios, los que sí imaginé yo. Me explico?
- creo que si
- entonces ahora digamos que ya no controlo mucho sus voluntades. Digamos que tienen personalidad propia.
- debe ser difícil, digo, si era usted quien los imaginaba podía saber qué querían con exactitud, pero ahora...
- exactamente! Ahora se me está complicando un poco. Por eso vine a verlo doctor. De todos modos tengo una estrategia: si se ponen muy intransigentes les digo que se vayan a buscar otro arquitecto, ja, enseguida reculan!
- y no le da miedo que se vayan en serio?
- claro que no! Esa es la ventaja de que sean imaginarios. Quién más les haría caso?
- tiene razón... no lo había pensado
- y además fíjese que los tengo amenazados porque si yo quiero dejo de imaginarlos y listo.
- pero no dijo que estos últimos no los imaginó ud?
- .....
- aah, no se había puesto a pensar en eso!
- .....
- bueno, no se preocupe, seguro que ellos tampoco se dieron cuenta de ese detalle
- a ud. le causa gracia todo esto?
- de qué habla?
- yo le hice algo malo? digo... por qué tiene que venir a arruinar todo?
- perdón, no era mi intención ponerlo incómodo
- pero lo hizo. Y ya no me interesa seguir con esta charla.
- si, pero recuerde que fue usted quien solicitó tener esta entrevista. Usted consideró que precisaba hacer terapia.
- puede ser, pero me estoy arrepintiendo... creo que ya no lo necesito
- no! ruego que me perdone, por favor, no se vaya
- ja... yo no me voy a ir a ningún lado doctor, el que se va a ir es usted. Ya no quiero imaginarlo más.
- no no no, por favor, le imploro que no me hag---------
- bobo

4 comentarios:

-- Diario 2011 : El Futuro Ya ! -- dijo...

JAjajajjajajajaa
jaJajjajaAJ


muy bueno , a lo que puede llegar un psicótico urbano jajaj, muy Andy Kaufman !

Blá. dijo...

jajjajajajaja qué buenaaa
(no hay que hacer entar en razpon a los dmeás porque te desaparecerpan)

SAN dijo...

jajajaja...sublime!

Marcelo dijo...

Simplemente genial