De todo un poco y de nada mucho


Este blog ha sido creado en honor a todos los pastiches del mundo.
Bienvenidos y no olviden dejar sus zapatos en la entrada.
Gracias.



20/6/09

Entré en la habitación agotada.
No sabía por qué pero me dolía todo el cuerpo, como si hubiera estado corriendo durante kilómetros.
No recordaba nada.
No sabía cómo había llegado hasta esa casa oscura, húmeda, que apenas reconocía.

Mientras recuperaba el aliento, avancé por un pasillo lúgubre, hasta desembocar en un parque inmenso.
Inmediatamente me sentí renovada.
El aire, el olor a los tulipanes, todo era revitalizante. Ya no tenía dolores, ni cansancio. Era una persona nueva.
Y entonces lo recordé perfectamente: tenía que atravesar el parque. Por qué? No sabía, pero estaba clarísimo que esa era mi misión.
Entré a caminar. Para qué seguir perdiendo el tiempo?

Al principio caminé despacio, silbando una cancioncita y mirando todo a mi alrededor, cada árbol, cada planta. Iba feliz.

Al rato me entré a cansar...

Me empezó a doler la cabeza. Tenía seca la garganta y no había agua por ningún lado. Así que aceleré la marcha.
Empezó a oscurecer y me dio miedo. Pero seguí con paso firme y rápido, esquivando ramas, saltando troncos.

Cuando ya cerraba la noche, pensé que nunca iba a poder salir de ese maldito lugar. Empecé a correr.
Ya no entendía nada. Qué hacía ahí? Cómo había llegado hasta ese punto? Nada tenía sentido...

Me dolían las piernas, la cabeza y estaba fatigada de correr.

Cuando estaba a punto de rendirme, vi una lucecita a lo lejos. Con las últimas fuerzas corrí hacia la luz. Era una cabaña. Toqué la puerta pero nadie atendió.
Realmente necesitaba sentarme, así que abrí la puerta y entré.
Me encontré frente a una habitación oscura y húmeda, con una sola lamparita que iluminaba por la ventana. Por qué estaba tan cansada?
No lograba recordarlo.
Tampoco recordaba cómo había llegado a ese lugar, pero me resultaba muy familiar.
Seguramente ya había estado ahí antes...

9 comentarios:

Fede dijo...

Genial!

Me metí en tu cuento, y me pegó el sinsentido cíclico en el que nos metemos tantas veces. Es tan fácil caer en eso, en ejecutar el programa que nos vendieron que teníamos que ejecutar.

el loop se corta en
"tenía que atravesar el parque. Por qué? No sabía, pero estaba clarísimo que esa era mi misión."

con sólo quedarse un rato preguntándose ese porqué, algo pasa.

ah, y lo escuché mientras sonaba "Nude" de Radiohead...parecía como la banda de sonido perfecta

Diario 2011 : El Futuro Ya ! dijo...

Cuento muy " El Internado", serie española la cual recomiendo.

Revolución En Los Corazones dijo...

jaja, yo en vez de meterme en el cuento, sentí que estabas describiendo las etapas de una relación:

"El aire, el olor a los tulipanes, todo era revitalizante. Ya no tenía dolores, ni cansancio. Era una persona nueva.
Y entonces lo recordé perfectamente: tenía que atravesar el parque. Por qué? No sabía, pero estaba clarísimo que esa era mi misión.
Entré a caminar. Para qué seguir perdiendo el tiempo?" Los primeros meses

"Al principio caminé despacio, silbando una cancioncita y mirando todo a mi alrededor, cada árbol, cada planta. Iba feliz.

Al rato me entré a cansar...

Me empezó a doler la cabeza. Tenía seca la garganta y no había agua por ningún lado. Así que aceleré la marcha.
Empezó a oscurecer y me dio miedo. Pero seguí con paso firme y rápido, esquivando ramas, saltando troncos." Cuando todo es bello y creés que es la relación perfecta buuuut NO! lo empezás a conocer y descubrís que tiene 30 y vive con su madre (fue un ejemplo eh!) donde vienen las primeras peleas (esquivando ramas, saltando troncos)

"Cuando ya cerraba la noche, pensé que nunca iba a poder salir de ese maldito lugar. Empecé a correr.
Ya no entendía nada. Qué hacía ahí? Cómo había llegado hasta ese punto? Nada tenía sentido..." Cuando te empezás a preguntar por qué mierda te enamoraste de éste gil.

"Me dolían las piernas, la cabeza y estaba fatigada de correr.

Cuando estaba a punto de rendirme, vi una lucecita a lo lejos. Con las últimas fuerzas corrí hacia la luz. Era una cabaña. Toqué la puerta pero nadie atendió.
Realmente necesitaba sentarme, así que abrí la puerta y entré.
Me encontré frente a una habitación oscura y húmeda, con una sola lamparita que iluminaba por la ventana. Por qué estaba tan cansada?
No lograba recordarlo." Estás en la crisis mayor, cuando ya ni siquiera te da para pedir un tiempo, lo querés lo más lejos posible y de repente, ILUSA, SOÑADORA, estás esperando UN gesto, pero nunca aparece.

"Tampoco recordaba cómo había llegado a ese lugar, pero me resultaba muy familiar.
Seguramente ya había estado ahí antes..." Acá es cuando te das cuenta de que tenés un imán para los boludos o simplemente el problema sos vos.

La recontra flasheé pero son las 3.38 am (argentina) y no hay nada más que pueda acotar! JAJA, este insomnio me está quemando las neuronas más que cualquier droga.
Beso!

Revolución En Los Corazones dijo...

uuuuf! re largo el post. bueno, igual es xqe cité tu cuento (:

sebastian dijo...

Cíclicamente interesante la historia.
Sólo espero que no llegue a tener un paralelismo con tus estados de ánimo, ya que si así es, dios salve a los que te rodean!

chica pastiche.- dijo...

Ahora lo voy a leer escuchando NUDE , puede salir algo interesante jejjeje

Si, creo q puede tener paralelismos con muchas cosas, y eso no es casualidad, sino que responde a un hecho científico: todo en esta vida sucede en loops.
Como las espirales áureas q se encuentran en la naturaleza, bueno, los ciclos están en todas las cosas.

Y si, en este caso tiene un paralelismo con mi propio comportamiento. Ahora estoy en la cabaña, donde no sé muy bien cómo llegué, y donde el cansancio se me está pasando, para encontrar un nuevo corredor q me lleve otra vez al parque.

¡Jotapé! dijo...

¿Sabes a qué me hizo acordar?

Hay una novela de Mario Levrero, que se llama "El lugar". Si podés conseguirla entrale. Está buena.

Primera vez que ando por acá, voy a dar una recorrida. Abrazo.

chica pastiche.- dijo...

Ok, me encanta q me recomienden libros.
La consigo y dps te cuento.
Bienvenido al blog ! y no olvides dejar tus zapatos en la entrada.

¡Jotapé! dijo...

A mí también me gusta que me recomienden libros, así que si querés dale para adelante nomás.

Un beso, de pantuflas.