De todo un poco y de nada mucho


Este blog ha sido creado en honor a todos los pastiches del mundo.
Bienvenidos y no olviden dejar sus zapatos en la entrada.
Gracias.



1/9/09


El sábado a la noche fuí testigo del primer beso entre dos personas. Estaba en un boliche, vaso en mano y con actitud de reflexión (dos por tres me ataca por ese lado). Entonces me colgué a mirar la interacción entre un chico y una chica (desconocidos para mí) y me resultó muy interesante.

De vez en cuando los observaba, y seguían en la charla previa. Ella lo miraba con ojos seductores, casi gritando "besame ya!"
Él le hablaba, le sonreía, y hasta le peinaba el cerquillo con un gesto delicado.

También observé que el chico tenía un amigo al que había dejado re varela. El amigo, solo y con cara de "cómo me clavó este sorete" tomaba una cerveza recostado contra la barra. A veces el chico le dirigía una miradita a su amigo, como diciendo "perdón por clavarte pero bueno, haceme la gamba hermano", y seguía concentrado en su conquista.

Cómo sé que ya no eran pareja? Que ya no habían estado juntos antes? - Respuesta: simplemente lo sé. Esas cosas se notan. Y en este caso se notaba la tensión entre ambos, los nervios, la expectativa. Esperando el momento justo, el más indicado, para hacer contacto por fin.

Se notaba también que se conocían de antes. No era una charla fortuita entre dos extraños. Tal vez se habían encontrado casualmente en ese boliche, pero es seguro que se conocían de tiempo atrás, que se deseaban de tiempo atrás. Y que ese beso había sido imaginado antes, planeado antes.

Ambos sabían que iba a suceder, era inevitable. Pero estaban esperando el momento. Él todavía no se decidía, y ella, si bien le gritaba con la mirada tampoco daba el envión inicial. Después de un rato de risitas y cuchicheos, incluso algún abrazo inocente, el muchacho se llenó de valentía (por más cantado que esté siempre se requiere valentía para dar un primer beso), y se fue acercando de a poquito. Mientras se acercaba ambos cerraron los ojos. Los labios se tocaron, delicadamente, y fue sólo eso, un pequeño contacto. Enseguida él se separó y le sonrió. Hecho esto, que fue claramente una señal de aprobación, se lanzó nuevamente en la búsqueda de algo un poco más... profundo.
Y ahí dejé de mirar porque me pareció que no daba...

Pero me mantuvo pensando, que ese momento que ambos iban a recordar en los días venideros, había tenido un testigo: yo.
Aunque a nadie le importe, y aunque a nadie afecte...

14 comentarios:

Pablo G. dijo...

el primer beso es siempre fantástico, requiere esa valentía necesaria para dar el primer paso (por más, como decís, que esté "todo dicho").

me gusta ser testigo de cosas. cuando voy caminando medio que sin rumbo -o inclusive cuando no voy apurado- me encanta mirar a la gente, imaginarme historias, terminar con mis finales, escuchar sus conversaciones e imagninarme las contestaciones.

tengo algo del e! true hollywood story en mis venas o algo así ;)

everlong dijo...

jajaja , callate paaablooo , ya vas a salir en E! cuando escribas tu mugriento libro :P

hola , vos ! me gustó todo esto de espiar , de ser testigo yo siempre lo hago . al antro al que voy los fines de semana , es como una casa vieja donde tiene escaleras que te llevan hacia un sotano y ahí nunca se sabe lo que puede llegar a pasar entre tanta gente rara . y siempre me siento en uno de esos viejos sillones enormes , donde debo lucir muy pequeña , pero que más da (cuando uno está destroy no hay nada mejor eh!) y me pongo a observar a todo el mundo a mi alrededor y siempre me invento historias , conversaciones , hasta predigo como van a reaccionar y cuando acierto me río sola o se los manifiesto a algún amigo. el otro día flasheaba que estaba en una película de john travolta , pero a lo violento , sin bailecito , onda billar , donde uno le mira el culo a la mina de otro y se arma . bueno , yo sentía que estaba ahí con john y sus secuaces , con los borrachines de siempre y encima había mucha gente vestida ochentosa !no estoy looocaaa eeehhh , sólo estaba ebria ,fgk,gs !



beso.

Nandor dijo...

Esto está sin duda, cada vez más interesante: léxico, expresión, voyeurismo... respuestas; muy interesante, muy interesante... lástima ese maldito cerquillo.

alejandro dijo...


...lo maravilloso vuelve desde pequeñas cosas, lo insólito resbala como una gota de agua a lo largo de una copa de cristal, y quienes merecen el comercio con esas mínimas presencias olvidan la sapiencia y la conciencia y la ciencia para pasarse a otro lado y hacer cosas como por ejemplo escuchar la tos de una señora alemana.

Cortázar. En Papeles inesperados.

Marina dijo...

Siempre pensé que hay primeros besos incluso más memorables que las mejores primeras relaciones en la cama. Me encantó este relato. Yo tengo el recuerdo de un primer beso que creo no voy a olvidar nunca más. De grande ya, me sentí adolescente, inquieta, feliz.

Suelo hacer eso de imaginar qué tipo de relaciones son las que abrazan a la gente que me rodea en algún bar o restaurante. Es divertido.

Beso, chica!

chica pastiche.- dijo...

Alejandro, decí la verdad: vos SOS cortázar

alejandro dijo...

para nada. Ni un poquito. Ni siquiera soy un buen lector (si es que tal cosa existe).

chica pastiche.- dijo...

mmmm, seguro?
por casualidad no tendrás frenillo, no?

chica pastiche.- dijo...

bienvenida everlong! como hoy estoy de buen humor te dejo pasar de zapatos.

¡Jotapé! dijo...

¿él era yo?

¡Dame mis 15 minutos!

chica pastiche.- dijo...

humm, no lo sé...
el sábado besaste a alguien por primera vez, mientras dejabas a tu amigo solari en la barra?
y la chica... tenía cerquillo?

este montevideo es tan chiquito...

alejandro dijo...

seguro que no. Mi dicción del castellano no es excelente, pero se me entiende al hablar...

chica pastiche.- dijo...

eXCelente

(muy bien...)

Diario 2011 : El Futuro Ya ! dijo...

fue una relación entre dos exhibicionistas y una voyeurista