De todo un poco y de nada mucho


Este blog ha sido creado en honor a todos los pastiches del mundo.
Bienvenidos y no olviden dejar sus zapatos en la entrada.
Gracias.



14/1/10


Me siento en el escritorio, frente a la máquina.
Vaso con cocacola a mi izquierda. La espero a que llegue.

A la derecha hay una taza con un restito de café, de donde sale un delicioso olor a café, justamente.

Hago sonar los nudillos de mis dedos, mientras la sigo esperando.
Abro una hoja nueva en word. Elijo la letra, el tamaño. Pero ella sigue sin llegar.

Miro para afuera y me desconcentro un poco. Se ve que hace calor, por la ropa que está usando la gente. Pasan autos. Pasa alguna bicicleta. Ella sigue sin llegar.

Mi cabeza descansa sobre la palma de la mano de mi brazo izquierda, cuyo codo, a su vez, se apoya sobre el escritorio. La mirada perdida. Levemente inclinado el torso, descargando su peso en el mencionado brazo. Los dedos de mi mano derecha golpean el escritorio suavecito: primero el meñique y uno tras otro todos los dedos, hasta el pulgar. Como tocando un piano chiquito. El ruido que provocan es monótono.

Alguna vez leí por ahí: no la busques, ella vendrá sola.
Así que acato el consejo y espero nomás.
Pero me mata la ansiedad. Miro el reloj. Vendrá?

Me reclino en la silla y trato de relajarme un poco.
Nadie me presiona. No tengo que cumplir con una entrega ni nada.
Lo hago por placer, verdad?
Así que no lo voy a tomar como obligación. Que venga cuando quiera venir.
.....

Bueno, sabés qué?
Ahora ni vengas, ya no te quiero.
Perdiste tu oportunidad. Mirá como cierro todo.
Save changes?: No.

Y chau. Me tomo toda la coca y me voy.
Cuando se te ocurra venir tal vez ya no esté acá esperando.

Maldita inspiración.


_______
Alguno dirá: Pa´escribir eso mejor no escribas nada.
Y yo diré: Es cierto. Pero estoy aburrida.
Y con un poco de ira agregaré: Si no te gusta no leas, ta?
Después me arrepentiré, y pediré perdón: Fa, no quise hablarte mal...
disculpame.
Y ese alguno, en realidad, ya se fue hace rato. Así que ni leyó esto último. Qué pena...

11 comentarios:

santiago dijo...

!PERO QUE POLIFRONDOSA EXUBERANCIA ESCRITURAL!
SIGA ESCRIBIENDO, SEÑORITA, PUES LA VERDAD ES QUE LO HACE MUY BIEN

SALUDOS

chica pastiche.- dijo...

polifrondosa exuberancia, a la mier...
no sé cómo resonder a semejante mix de adjetivos.
Con un gracias, supongo.

Y como siempre un cálido "bienvenido". Espero que tenga usté una linda estadía en nuestro blog.

El viento a contramano dijo...

Sabés, hago muchas de esas cosas cuando me siento frente a una hoja de word, sobretodo en este último tiempo, que no me sale nada.

Yo creo que si alguno dice eso de: "pa escribir eso mejor no escribas nada" yo también le diría (de parte tuya, claro) que no lea si no quiere, y que además puede irse a la c...asa de su hermana, que vive en Paysandú, y fijarse si por ahí está lloviendo, porque de verdad, me re gustó lo que escribiste... y no creo que merezca reproche.

Chauu, Pastiche!!

Marina dijo...

Ja ja! Llegó, Pastich Girl: mirá las letras chiquitas al final del post!

Nandor dijo...

Haré de abogado del diablo y tomaré el papel de "inspiración":

"Siempre acabamos llegando a donde nos esperan".

Te suena de algún lado?... salu2

Pablo G. dijo...

Quizás la inspiración no tiene reloj... a mí me pasa, que a veces llego tarde. Pero llego, eh!

Me alegro que haya vuelto señorita, nueva y mejorada.

Salu!

chica pastiche.- dijo...

Nandor, bien metida.

Pablo G., bienvenido usté también, cómo estuvo rocha?
La inspiración a veces hace el papel del conejo en el país de las maravillas, en ese caso tendría reloj...

chica pastiche.- dijo...

a propósito:

http://autoliniers.blogspot.com/2009/03/liniers-macanudo_31.html

Franco (fvidiella.com) dijo...

"Que la inspiración me encuentre trabajando"
siga así, frente a la hoja de word y tirando lo que sea que aparezca.

emi dijo...

"Se ve que hace calor, por la ropa que está usando la gente." - como se nota que tenes aire acondicionado maldita

chica pastiche.- dijo...

CASCARUDO !

(juro que eso fue lo primero que se me apareció en la mente)