De todo un poco y de nada mucho


Este blog ha sido creado en honor a todos los pastiches del mundo.
Bienvenidos y no olviden dejar sus zapatos en la entrada.
Gracias.



8/2/10


El cielo se tiñe de todos colores; azules naranjas rojos amarillos; los veo desde acá.
Afuera colores, adentro esa música y ese olor, a manzanas verdes, a yemas tibias.
Y vos viniste, y llenás ese hueco que no es necesario llenar, porque en realidad no hay hueco.
Ahora sos vos, como antes fui yo. Espacios vacíos que se dejan llenar.
Del rojo pasas al verde.
Tengo música que suena adentro. Tengo un libro y un san antonio.
Y ahora te vas. Porque en realidad nunca viniste. Nunca te dejé venir.
La música cambia, así como el verde se hizo gris.
Ahora.
Y ahora cambia otra vez.
Quedate hoy. Y mañana también.
Llenando ese hueco que no era hueco hasta que llegaste vos.

7 comentarios:

Marina dijo...

Es que uno no lo ve, hasta que lo ve y ya no puede dejar de verlo. Hola, Chica. Espero que andes con los colores del cielo!

Uno dijo...

Algunos nos hacemos hueco allí donde nos gusta. Otros allí donde nos dejan. Encontrar nuestro sitio en este mundo o inventárnoslo.
¡Qué cosas me haces pensar!

chica pastiche.- dijo...

jaja nada mejor que cuando a uno lo ponen a pensar, uno!

marina, de hecho, ando igualita al cielo: cambiante. ;)

El viento a contramano dijo...

yo tengo un hueco en la panza, y se llama ombligo, jaja :P...

El amor se hace un huequito y se cuela adentro de uno, anida su huevitos, los empolla y luego nacen mariposas, esas que ahora vuelan en su pancita...

Chauuu, Pastichee!!! y siga así, como el cielo, y que cambie, y cambie, y cambie... que siempre que llovió paró y después aclaró ;)

alejandro dijo...

qué garrón, che...

Pulgarcito soñador dijo...

Me gustó, aunque no sé si lo entendí del todo, me gustó, esencialmente la contradicción tan afín a los hombres. Me hizo acordar a algunas canciones contradictorias de "The cure". Si. me gustó porque si.

chica pastiche.- dijo...

gracias pulgarcito :)
sea usté muy bienvenido.
hoy puede pasar con los zapatos puestos.