De todo un poco y de nada mucho


Este blog ha sido creado en honor a todos los pastiches del mundo.
Bienvenidos y no olviden dejar sus zapatos en la entrada.
Gracias.



30/6/10


Tocó mi timbre una tardecita de otoño. Como estaba aburrida lo dejé pasar.
Entró de a poco, primero tímido, después con más confianza.

Se sentó en mi sillón, miró mi tele. Escuchó mi radio y dio de comer a mis peces.
Luego usó mi mesa para cenar, hizo hamaca en mi silla y se limpió los dientes con mi cepillo.
Previamente, claro, usó mi baño.

Un día pasó a mi cuarto, se acostó en mi cama, babeó mi almohada.
Se fue apoderando de a poquito de todo lo mío, de mi espacio, de mis límites.

Fue guardando su ropa en mi placar y su comida en mi heladera.

Se preparó refuerzos de queso y mortadela, con lo que odio yo el olor a mortadela.

Entró su bicicleta y la estacionó en mi terraza.
Trajo a su gato y cambió las cortinas.

Un día esa ya no era mi casa, ya no me encontraba yo en ese lugar.

Así que armé un bolsito. Guardé un par de camisas, el piyama, dos mudas de ropa y el shampú para rizos obedientes (es difícil de conseguir, no podía dejarlo sin más).
Después agarré el paraguas, por las dudas que fuera a llover, y dejé las llaves en la mesita.

Me fui. Como quien no quiere la cosa, me fui yendo de a poquito.
Y ahora, aunque quisiera volver no sabría cómo hacerlo. No dejé un rastro de piedritas, tampoco conservo datos del lugar que una vez fuera mío.

Me queda seguir caminando, nada más.

8 comentarios:

Elevalunas Ecléctico dijo...

Seguir soportando el olor de la mortadela... eso sí que es chungo. Casas hay muchas, pero narices sólo tienes una.

Scarlett DuBois dijo...

Cuando ya no te sientes cómoda en tu propia piel, hay que dejarla atrás. Pasa en la naturaleza. Pasa en la vida. Pasa en TNT.

El viento a contramano dijo...

pucha, y adonde vas a ir a parar ahora??

aunque bueno, si trajo un gato y mortadela, te entiendo... jaja

cuando uno se siente extranjero en un lugar hay dos cosas por hacer: vivir como viven los extranjeros, o marcharse en busca de un mejor sitio... ya lo encontrará, seguro...

Chauuu, Pasticheee!!!!!!!!

Mr. Verbal Kint dijo...

Casa tomada.
"Avanza el enemigo a paso redoblado"

Mire, y uno piensa que sólo le pasa a los hombres. Que miope puedo llegar a ser.

Saludos

chica pastiche.- dijo...

capaz que cuando era chica alguien me pegó un mortadelazo en la cabeza, no lo sé. pero siento un rechazo instintivo hacia el mencionado embutido.

scarlett, para eso sirven los exfoliantes. pucha, me olvidé de guardar eso en el bolsito.

viento, propone nomadismo?

mr. verbal miope kint, casa tomada... qué grande... se me pianta un lagrimón por sólo pensar que le hice recordar ese cuento.
gracias, mijo, gracias.

alejandro dijo...

abandonaste a tus peces...

chica pastiche.- dijo...

los peces no son mascotas fieles. se van nadando atrás del que les tire unas migas.

Solveig A. dijo...

Esto me recuerda a La casa tomada de Cortázar, muy bueno!