De todo un poco y de nada mucho


Este blog ha sido creado en honor a todos los pastiches del mundo.
Bienvenidos y no olviden dejar sus zapatos en la entrada.
Gracias.



15/11/07

Si bebe no camine
>
Miércoles 14 de noviembre - 5:22 pm>
Estaba yo trabajando tranquilamente cuando veo que mi madre sale corriendo del local, llamada por una persona que le hacía señas desde afuera. No hice mucho caso, conozco a mi madre y se que suele exagerar sus reacciones. Pero enseguida volvió a entrar corriendo. Así que pregunté: "qué pasó?" - "hay un señor tirado en la calle, voy a llamar al 911" ....>
- "si, hola, hay un señor que se cayó acá en la vereda, enfrente a mi local.... no no... está despierto pero no se puede ni mover, apenas lo recostamos contra el muro.... no, no nos habla.... pero mire que es un señor bien vestido..... si.... ajam....ok.... " - les dio la dirección del local y volvió a salir corriendo. Tanto alboroto hizo que me decidiera a levantarme del escritorio, bajara las escaleras y saliera a chusmear un poco. Ahí me encontré con la escena: un señor "vestido bien", de unos 68 años, con un bolsito de mano y una alianza reluciente en su dedo (hago incapié en lo de reluciente porque denotaba segundas nupcias). A su alrededor un chico y una chica lo miraban preocupados e intentaban sacarle información, saber su nombre, su teléfono, si se sentía bien, etc. Mi madre, agachada a su lado, le daba golpecitos en el brazo y le decía que ya había pedido ayuda, que se quedara tranquilo. El buen señor no reaccionaba ante nada, miraba desorbitado a las personas extrañas que lo rodeaban, de vez en cuando intentaba hablar pero las palabras se ahogaban antes de poder salir.>
Los comentarios generales eran: "y viste que está bien vestido" - "si, y no tiene olor a alcohol" - "no, no, es obvio que le pasó algo cerebral"
Por mi parte, en un acto de solidaridad, le llevé un almohadón y se lo acomodamos entre la espalda y el muro.

5:32 pm

La escena no había cambiado. El señor seguía desvariando. Los presentes seguían estipulando sobre su salud. Yo seguía observando.
El hombre no permitía bajo ningún concepto que le sacaran su bolso, lo cual hubiera sido una forma rápida de averiguar algún dato relevante, como su nombre, o su teléfono.
Cansada y con frío, me agaché a su lado e intenté convencerlo de darme su bolso. Sus ojos no me enfocaban, no entendía nada de lo que yo le decía y mucho menos lograba hilbanar una frase. Pero estando ahí agachada, en un punto estratégico, sentí un olorcito muy peculiar: el olor residual de quien estuvo tomándose unos vinitos. Me paré y comenté mi descubrimiento a los demás testigos. Pero no me hicieron mucho caso.

5:40 pm

- "che, cómo demoran los del 911 en venir !! " - "te das cuenta? mirá si uno está en una emergencia?" - "voy a llamar denuevo" - dije yo, que en realidad quería entrar porque afuera hacía un frío bárbaro.
- "si hola, hace un rato llamamos porque hay un señor tirado acá en la vereda.... no no, hace más de media hora.... ta, pero el hombre sigue acá tirado, no sabemos que le pasa.... y no sabés cuánto demoran?..... bueno ok, gracias"

5:46 pm

Llegó el patrullero. Dos policías, uno de ellos con brackets (me llamó la atención ese detalle) bajaron del auto y nos preguntaron un poco de lo sucedido. Después intentaron lo que nosotros ya habíamos estado intentando por 40 minutos: sacarle información. Enseguida nos miraron y medio entre risas burlonas nos dijeron "este señor tiene una mamúa importante". Bueno, no fueron esas las palabras que usaron, pero el significado fue el mismo. JAAAAAA me reí yo, les dije que tenía olor. Mi madre escandalizada no podía entender que alguien pudiera estar tan borracho. Finalmente el patrullero se fue, porque "no hay nada que podamos hacer". Empezó a llover, mamá y yo entramos al local y dejamos al señor afuera, después de todo, ya estaba grandecito para saber lo que hacía, y además, la lluvia le iba a hacer bien para despabilarse.

6:05 pm

Llegó una pareja e intentó ayudar al señor. No lo logró. Nos tocaron la puerta. -"Hay un señor acá tirado" - "si , ya sabemos, pero ya vino la policía y dice que esta borracho, no hay nada que hacer" - "ah bueno.... "

6:08 pm

Una señora con cara de preocupada llama a la puerta. Mismo diálogo que el anterior.

6:12 pm

Dos chicas y un muchacho nos llaman desde afuera. Hacen señas: "hay un señor acá tirado" ... otra vez lo mismo.

6:15 pm

MÁS GENTE REUNIDA EN TORNO AL SEÑOR. Nos miraban como si fuéramos unas insensibles. Teníamos a un pobre hombre tirado en la puerta y no lo ayudábamos, que desalmadas.
La cosa se repitió hasta las 7:20 pm. Incluso le dije a mamá que pusiera un papel en el vidrio diciendo "ya sabemos que hay un hombre ahí tirado".
Enfin, a las 7.20 el hombre empezó a reaccionar. Así que una señora tocó a la puerta pero esta vez con un par de datos interesantes: "dice que se llama Araujo" (por razones de respeto vamos a inventar los datos aquí mencionados). "y dice que vive en Anzani". Entramos a buscar Araujos que vivieran en Anzani... no hubo éxito. Mamá y la señora entraban y salían, intentando sacarle más info. La gente nuevamente comenzó a agruparse en la puerta del local.
Como a las 7.30 lograron averiguar el teléfono. - "si, hola, familia Araujo? .... ah que tal, sabe que acá está el sr. Araujo, descompuesto en la vereda.... no, le hablo de un local comercial.... no no señora, él está bien, pero está un poco mareado, no puede levantarse.... este, no, un taxi no lo va a poder llevar porque , este, el sr. está alcoholizado (y la palabra alcoholizado sonó más bajita, como con verguenza ajena)... no señora, no llore, tranquila.... "
Al final el hombre tenía sociedad y emergencia móvil. Así que los llamamos.

7.50 pm

Para cuando llegó la emergencia, el hombre ya se había levantado y estaba buscando 20 pesos para tomarse el ómnibus. Qué papelón. Igual se tambaleaba y no coordinaba mucho sus movimientos. Así que de todos modos la emergencia se lo llevó tras tomarle la presión y hacerle algunas preguntas. Resultó que el señor tomaba medicamentos y se ve que le cayó mal la copita de vino que se mandó.
Nos fuimos del local a las 20.

Esta es la historia de cómo un hombre mayor se fue de copas y alborotó a todo el barrio. Concluímos que la próxima vez que querramos hacer publicidad lo vamos a llamar, porque atrajo más gente que un cartel de neón.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

jaja...es como para hacer un corto. Talvez se tendría que llamar " El incomprendido", jeje o talvez...."Malditas! estoy borracho!,no jodan! jajjaaj
muy bueno buenisima la historia!!
Leo

chica pastiche.- dijo...

jaja gracias leo, me diste una buena idea ! voy a hacer un corto con mi historia !
:op

!ngrata dijo...

Oye...mas bien debieron poner en la puerta del local. "senor borracho, no somos unas insensibles, ya llamamos al 911"...
jajajaj
Buen pots!!
Ya kita le verificacion de la palabra amix!!!