De todo un poco y de nada mucho


Este blog ha sido creado en honor a todos los pastiches del mundo.
Bienvenidos y no olviden dejar sus zapatos en la entrada.
Gracias.



13/8/09

La discusión ya tomaba tintes violentos. Ninguno de los dos quería callarse, mucho menos darle la razón al otro.
Nuestros gritos eran escuchados por todos los vecinos. Ya todos sabían el motivo de la pelea, los fundamentos de cada uno y los enojos atrasados que teníamos adentro.
Todos escuchaban, menos nostros dos, que seguíamos gritando a la par, sin prestar atención a lo que dijera el otro.

Por fin tomé la iniciativa de terminar todo. Te pedí que no me buscaras, mi desición era permanente. Me iba y no quería saber nada de vos, nunca más. Salí y cerré la puerta con un golpe seco.

Mientras me alejaba, la rabia cedió lugar a la pena. No quería que todo terminara así, pero vos te lo habías buscado. Ah sí... te lo habías buscado.

Y entonces, en un ataque de macho herido, te asomaste por la ventana y me dedicaste un insulto. Sabías que eso me dolía. Sabías que era lo único que realmente me lastimaba, pero lo dijiste igual. Todavía entre lágrimas, me gritaste "ojerosa!".

Y eso fue todo. Lo demás lo hice en un ataque de ira. Agarré un pedazo de baldosa suelta, me di media vuelta y corrí hacia la casa. Entré como una ráfaga. Al verme te alegraste, pensando que volvía a tus brazos. Seguramente no esperabas lo que pasó.

Con paso firme y rápido, me acerqué a vos, y con el pedazo de baldosa te martillé el cráneo varias veces, hasta que caíste desmayado. Y una vez en el piso, seguí golpeando, aplastando y triturando, hasta que ya no quedaba nada, y la sangre corría como un río y salía por esa puerta que deberías haber trancado.
Y cuando terminé, toda manchada en tu sangre, miré tus pedazos desparramados y te dirijí una última pregunta: "a ver quién es el ojeroso ahora?".

18 comentarios:

¡Jotapé! dijo...

Ups, una chica de baldosas tomar.

Todo bien contigo, ehh. Lindos ojos.

Diario 2011 : El Futuro Ya ! dijo...

Jaja cuánto morbo, buen suspenso narrativo .


PD . Corrección : "desición " +--> decisión :)

Luis Fernando dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nandor dijo...

Caramba!... noto tintes violentos en tu narración; quizá sea el sueño (la falta del mismo), quizá sea la fecha (13), quizá sean algunos errores ajenos descubiertos esta tarde (créditos de la pelicula)... mmm... menos mal que no fue durante la semana pasada (suspiro aliviado). De todas formas no habian baldosas sueltas.

chica pastiche.- dijo...

Siempre tuve problemas con la palabra decisión... SIEMPRE.
es una de esas cosas q nunca voy a aprender
igual muy jugado lo tuyo, venir a corregirme cuando te estoy diciendo q soy violenta.
agradecé q estás lejos, que si no...

Pablo G. dijo...

No sé si la solución es vivir en la ciudad de la costa, donde no hay baldosas; o gritar insultos con la puerta cerrada.

Pero es real que a veces vienen esos impulsos. Por suerte no siempre tenemos un pedazo de baldosa a mano...

Nandor dijo...

Eso es para que veas que no le temo a las violentas... pero tampoco les creo; es lo bueno (o no) que tiene la intangibilidad de la web.
De todas formas... tengo la "criptonita" para tus iras... es más, el ranking de "criptonitas", jajaja (lease en tono maquiavélico; al "jajaja", lo demás no).

P.D.: sigo sin poder poner mi seudónimo.

Bev dijo...

asesinaa t vas a ir a la cana!!

haha besos

alejandro dijo...

Me parece que de tan violenta te has vuelto insensible. Yo no creo que él te haya gritado ojerosa para insultarte, sino todo lo contrario: supongamos que peleaban por algo serio, que tenían motivos; al estar yéndote creo que él te gritó ojerosa para que volvieras, para que vieras que la pelea no era en serio. En ese insultó intentó demostrarte que te quería, que te comprendía, que no quería que te fueras, que la pelea era ridícula. Ese insulto, sumado al abrazo que seguramente quiso darte mientras vos empuñabas la baldosa, era su forma de pedirte disculpas, de proponer un alto el fuego.
Quizás sea simpatía de género, quizás algo de él me caiga bien en particular. En todo caso, nunca sabremos qué quiso decir con eso de ojerosa, porque te encargaste de que no pueda explicarse.
Me parece que dejaste ir (o hiciste ir) a alguien que valía la pena, apreciada Pastiche...

Nandor dijo...

Me llama la atención la singular analogía y comprensión de pensamiento entre "alejandro" y el "malherido"... principalmente el juicio final...
Aqui hay algo que escapa a mi conocimiento.
(espero el próximo capítulo)

Nandor dijo...

Algo quedó en el tintero... encuentro la primer coincidencia entre tú, Chica Pastiche, y Yo (esto debería escribirlo quizá en un blog propio, pero por falta de...): yo también, "siempre tuve problemas con la palabra decisión..." pero quizá más con la acción en sí.

Nandor dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
chica pastiche.- dijo...

Me voy unas horas y ya se arma relajo!?

Estimado Nandor, respete a los comentaristas que están aquí desde mucho antes que ud tuviera conocimiento de mi existencia.

Y ud, preciado Alejandro, no trate de defender lo indefendible. El muchacho se lo buscó. Hay cosas con las que no se juega. Mis ojeras son una de esas cosas.
Si me hubiera querido pedir perdón me hubiera regalado chocolates, o algún alfajor de esos que acá no existen.
Cualquier abogado me daría la razón.

Anónimo dijo...

Grande Caro! Muy bueno lo suyo.
te quiero guacha
Sebas (karpush)

Anónimo dijo...

Grande Caro! Muy bueno lo suyo.
te quiero guacha
Sebas (karpush)

Nandor dijo...

Aclarando estaba Ramos... primero debo decir que nunca le falté el respeto al apreciadisimo Sr. Alejandro, simplemente dejé instaurada la duda al respecto y acto seguido agregué que mi falta de información al respecto impedía un afinado dictámen de mi parte.
Por otro lado, mi querida CP, creo que ni siquiera los Drs. Balbi y Navazcues podrían llegar a defender la causa con su autodefensa esgrimida ante este blog... Ud. presume que el "malherido" tenía chocolates y/o alfajores inexistentes (con la contradicción que ello conlleva)?.
Mmm... me parece que el jurado ya tiene el fallo...
De todas formas, y aún con su bipolaridad (que conste que esto no tiene que ver con las plantas de eléctrica que realizo al momento), mi aprecio por su persona continúa intacto.

alejandro dijo...

Nándor, es un vicio complicado eso de anteponer a los nombres cualidades como Sr. o consideraciones como apreciadísimo. Sobre todo porque valiéndome de mi condición de apreciadísimo podría pedirle guita prestada, y valiéndome de mi condición de Sr. darle a entender que no necesita garantía por su préstamo. Respecto de su comentario, no confunda una increible habilidad interpretativa con identificación; de ser así el actor que representare a Hitler saldría del set de filmación tratando de anexar Austria al jardín de su casa. Lo cual sería complicado, sobre todo para los pobres habitantes de dicha región... Además, Nándor, la inexistencia que le hace suponer una contradicción no está bien interpretada por su parte. Entiendo que el chocolate Cote d'or no se importa a mi país, lo cual lo hace inexistente en este país. Pero el chocolate en sí existe, y quien va a Europa occidental y me aprecia, sabe qué traerme...

Por otro lado, Chica Pastiche, quizás el muchacho (usted lo llama así, no yo) tenía los chocolates y los alfajores, y necesitaba que usted volviera para dárselos. Y la llamó de la única forma en que supo que ud volvería. Pero no tuvo tiempo de darle nada. Insisto en que es su culpa, Chica Pastiche. Tanta defensa esgrimida da cuenta de que ud sabe tan bien como yo que dejó pasar una gran oportunidad.

Diario 2011 : El Futuro Ya ! dijo...

Jaja, " un Buquébus nos separa... "