De todo un poco y de nada mucho


Este blog ha sido creado en honor a todos los pastiches del mundo.
Bienvenidos y no olviden dejar sus zapatos en la entrada.
Gracias.



30/3/10


Hoy me pasé todo el día planeando mi venganza.
Una venganza que sería lenta, paciente, dulce.
Una vendetta con estrategia, con principio, nudo y desenlace.

La escribí como si fuera un plan. Dibujé esquemas que abarcaran las diferentes posibilidades.
Imaginé gozosa la situación, sonriendo con malicia en mi interior.

Dejé de trabajar todo el día. No atendí el teléfono ni revisé los mails.
Sólo existí para mi venganza.

Y cuando al final del día, llegó el momento de apretar el botoncito rojo, me detuve. No pude hacerlo.
No tuve el coraje, el valor, los cojones (por ponerme internacional).

Me sentí estúpida. Me sentí buena... pero estúpida.

Tanto odio me va a hacer mal, pensé.
Y ahí nomás rompí todos los pensamientos hilvanados, quemé las gráficas mentales e hice un bollito con mis planes de justiciera, que luego tiré a la basura (la de materiales reciclables, vale aclarar).

Y me fui.
Me fui silbando bajito, pateando piedritas y baldosas sueltas. Sintiéndome una cobarde, pero con un gran peso menos.
Y ahora respiro mejor.
El odio se está yendo, de a poquito, cual resaca de domingo a la mañana.
Huelo a azufre todavía, pero voy camino a recuperarme.

Pueden estar tranquilos, Pastiche no matará a nadie, todavía.


17 comentarios:

Uno dijo...

Mentira. A mi me mata esa prosa certera, directa al corazón.

El viento a contramano dijo...

ufff... menos mal, sino después es un lío buscar un abogado que te defienda, y que encima le pague las coimas a los jueces, así no te condenan... jaaa!!!

Excelente, Pastiche... tu cabecita es una usina de ingeniosidades (si así se conjuga)... Chauuuu!!!!!

chica pastiche.- dijo...

estoy tratando, estoy tratando.

mucho ooohhmmmm estos días.

Elevalunas Ecléctico dijo...

Por eso suelo actuar por impulso. Si me pongo a planear, al final no hago nada. Este comentario, por ejemplo, es un ejemplo de impulso. Le dí al botoncito naranja (ese que dice "publicar comentario") y ya está, publicado.
Saludos, Chica Pastiche, es la primera vez que comento aquí, creo.
Muy bueno el cuento (aunque lo clasifiques como "otros" a mí me parece un cuento) (Además no queda bien decir "muy bueno el otros")

Marcelo dijo...

Creo que tu decisión dependió de si era justicia o venganza.

Muy linda historia, agradecido de leerte de nuevo.

Saludos.

chica pastiche.- dijo...

En algo tiene usted razón, elevalunas, esto no es un "otros", aunque tampoco lo calificaría de "cuentos".
Cambiaré su etiqueta a "confesiones". Me parece más mejor.
Y sea más que bienvenido de utilizar sus impulsos cuantas veces quiera.


Feliz año nuevo para todos!

Elevalunas Ecléctico dijo...

Lo veo muy adecuado como confesiones. Pero sepa que no era mi intención modificarle los tags. ¡Ahgs!

Julián dijo...

Es posible que cada trozo de incomprensión, en el angosto camino de la venganza, entendiendo la misma como el agudo ("quemé las gráficas mentales") atropello didáctico que desemboca en la desastrosa complexión lúdica y hace años que no escucho a Rada. Por elección, ojo.

Andre dijo...

Te lo dije....
No vale la pena!!!

Andre dijo...

Te dedico una guiñadita !!

chica pastiche.- dijo...

Julian, se ve usted sexy con esos lentes, se lo habían dicho?

Andre, después de 82 horas de catarsis acumulada, un libro livianito, varios drinks, algún té indio, un par de yerbas ingeridas y mucho aristimuño, finalmente entendí que no, no vale la pena.
:)

Jennifer Amapola Banfrula dijo...

exijo mas informacion!!! Que tipo de venganza?? hacia quien???? que condena equivaldria??? matar como?? pasticheeeeeeeee necesito mas sangreee

chica pastiche.- dijo...

lamentablemente mi identidad ya no es secreta, como solía ser hace un tiempo.
eso conlleva determinados recatos.
por ejemplo... no puedo revelar qué tipo ni hacia quién.
el "blanco" podría estarlo leyendo en este instante.
lo siento.

chica pastiche.- dijo...

Digamos sí, que en parte la culpa es de Walt y sus amigos.
Como usté bien dijo, estimada jenn.

Julián dijo...

Yeah! Soy sexy y culto! Hagamos el amor escondidos en una afilada tensión sanguínea que derrama encendidos chirridos de óxido y sal en cada dulce y húmeda embestida silenciosa que cuajemos al son de nuestros derretidos paralelogramos tipo. ¿Eh?

chica pastiche.- dijo...

me encantan los hombres que utilizan las palabras "paralelogramo tipo".

Julián dijo...

Qué macana! Apostaba toda mi seducción culta y despertar de tu lascivia a la palabra "cuajemos".

La macanié!