De todo un poco y de nada mucho


Este blog ha sido creado en honor a todos los pastiches del mundo.
Bienvenidos y no olviden dejar sus zapatos en la entrada.
Gracias.



24/3/10


Se paró en la mitad de la calle. Miró hacia arriba y vio las copas de los árboles, que la saludaban orgullosas. Una hoja, atrevida, cayó girando en un movimiento lento y repetitivo, hasta llegar al suelo.
Ella siguió con su vista la hoja. Esa hoja, que nunca volvería a estar allá arriba.
Esa hoja, cuya caída había demorado lo más posible, como sabiendo, nunca volveré a estar allá arriba.


Me gustaría a mí, vivir como esa hoja.
Con gracia ir cayendo, lento, danzante, disfrutando de la caída, sabiendo que es una sola, y que puede ser tan linda como yo la quiera.

Girando, dejando que el viento me lleve, sonriendo con cada soplo.

Me cuesta a mí, ser como la hoja.


13 comentarios:

El viento a contramano dijo...

nos cuesta a todos ser como una hoja...

El Varón de Bairesburgh dijo...

Mucha sabiduría en la analogía...
Invitada a pasar!

Julián dijo...

Ojo con la diferencia entre "calló" y "cayó".

Salud!

¿Alguien estornudó?

chica pastiche.- dijo...

jajajajajajaja
ay ay julián
el único que se dio cuenta.
EL ÚNICO, EH?

(y cuándo digo el único, me incluyo, claro)

gracias, querido. qué sería de mí sin usté)

Julián dijo...

A sus canónicas órdenes, princesa de topacios, yerba y papel glasé (color turquesa).

=)

Julián dijo...

Ah, y yo no uso esto: (alguien usa esto??)

Jennifer Amapola Banfrula dijo...

ojala cayera suave y danzarina. Yo lo hago derrapando, alborotando, arrastrando conmigo el resto de la rama, haciendo caer el tronco en medio de la calle cagando el trànsito, pero qué lindo sería caer con sutileza y gozo.

Marina dijo...

si pudieramos ser como una hoja, seríamos una hoja!

chica pastiche.- dijo...

no estés tan segura...

alejandro dijo...

pararse en medio de la calle es peligroso.
yo con más pelo escribí un algo sobre una hoja que caía y uno que la miraba caer y se confundía un poco con ella; ¿no te mostré nunca?

chica pastiche.- dijo...

acá en mi pueblo, en esta semana, podés pararte en el medio de una avenida, tomar mate y jugar al truco... que no pasa nada.

y no, no me mostraste nunca, pero eso lo podemos cambiar, no?

Uno dijo...

Me gusta, chica pero
aquí, que acaba de entrar la primavera, me cuesta pensar en hojas que caen. Veo brotes, veo crecer, veo subir.
¿No tienes nada sobre florecillas?

sebastian dijo...

La hoja danzante
flotante, brillante
La dama sonriente
El viento jocoso

Está lindo lo que escribís, animate a ser poeta. Jugá.
Seguro te acercás mas a ser hoja